casaSomos socios de una cooperativa de 100 socios. La mitad se dio de baja. La otra mitad no, por “miedo a perderlo todo” según te ha dicho la Gestora.

Y al final conseguimos escriturar, un poco a la fuerza, ya que debemos dinero todos los socios en baja, y resulta que la otra mitad, los que queremos escriturar,  a un tercio no le dan la hipoteca (17).

Como la obra está acababa, el seguro dice que no se hace responsable.

El banco nos pide dinero, le debemos dinero.

La gestora, que creíamos que había cobrado todo, aún le debemos un pico, ya que ella “ha cumplido” todas sus obligaciones, y las viviendas están ahí, y teníamos que pagarle el 10% de todas las viviendas.

Aún así, escrituramos los que quedamos y nos dan la hipoteca, somos 33 vecinos, la vivienda nos ha costado 250.000 euros más impuestos. Dimos 50.000 euros de entrada, nos queda una hipoteca de 200.000 euros.

EL Consejo Rector se quiere dar de baja, pero no puede, ya que nadie quiere ser miembro del Consejo Rector. El socio que ha escriturado ya se ha dado de baja. La Gestora dice que ya ha acabado su función, y que lo único es presentar concurso.

No hay dinero. Consultamos a un abogado, le dice al Consejo Rector que debe presentar concurso. El coste son 12.000 euros procurador, edictos, publicaciones, más otro tanto para el abogado. La cooperativa debe algo más de 16.750.000 euros. Además quedan pendientes unos picos con el ayuntamiento, IBI, y una comprobación de Hacienda, por una liquidación que dicen mal hecha, unos 1.000 euros por vivienda.

El consejo rector llama a los socios. Van la mitad, pero solo a oír. No quieren ni firmar el acta, de hecho, dicen que no vienen a la reunión, solo se han acercado a que les digan de qué va y si eso les puede afectar a sus viviendas. El abogado les dice que no. Los vecinos se van.

De mala manera se consigue presentar el concurso. Han puesto 4.000 euros cada uno de los miembros del consejo rector.

El concurso se tramita. Algún socio cabreado anuncia una querella, pero no sabemos contra quien. La verdad es que nos dicen que estábamos en quiebra desde hace más de dos años.  Si el concurso es culpable, somos responsables de todo lo que se deba. Se han juntado varios exsocios, quieren ir a por todas.

Nos reunimos con la Gestora. El Consejo Rector se separa, hay dos grupos, dos miembros, defienden a la Gestora (uno trababa para la constructora, o el banco o… y el otro es su amigo). El otro grupo quiere reclamar a la Gestora. Debemos contratar a dos abogados, uno para defendernos de los socios que nos hacen responsables, otro para atacar a la gestora, o uno y que lleve todo.

El Concurso sigue.

Vivimos en una promoción de 100 viviendas. Sólo hay ocupadas 33.

Los gastos de comunidad se disparan, son todo derramas. Ocho vecinos dicen que no pagan mas derramas, que pagan sólo lo que les toca. Este año, tampoco podemos abrir la piscina, el jardín da asco. La fachada esta llena de carteles del banco y de inmobiliarias, se venden 67 casas.

Mi cuñado llama. Le venden una casa igual que la mía por 150.000 euros, con plaza de garaje y le regalan un trastero.

Llama mi sobrino, dice que quieren dos, padre e hijo. Negocian. Están hablando de 125.000 euros por vivienda. La hipoteca a los 25 años. Interés euribor  mas 0´50, al 1´5%, cuota, 471 euros, la entrada, 0 euros.

Yo pago hipoteca de 200.000 euros, a 20 años, euribor mas no sequé, me sale al 3´5%. Pago 1.109 euros al mes, y eso que en su día puse 50.000 euros de entrada.

Mi empresa me pide que me vaya a otra ciudad. Pongo a la venta mi piso. Todos los compradores a los que les enseño la casa,  acaban comprando al banco. Para igualar su precio he de poner 100.000 euros. Es decir, para quitarme la hipoteca, la casa me ha costado 150.000 euros, y no tengo casa, la vendo pagando.

El concurso se está complicando, dicen que sabíamos que éramos insolventes hace tiempo, cuando no pudimos devolver el dinero a los cooperativistas en baja. Nosotros sólo hicimos lo que nos decía la Gestora. La gestora dice que ella no es responsable.

Hacienda reclama su deuda. Y empieza a reclamar a los demás vecinos que se adjudicaron las viviendas antes del concurso. Ellos dicen que firmaron libre de cargas excepto la hipoteca, y que lo demás es culpa nuestra. También nos van a reclamar.

Tres exsocios han comprado al banco. Son el Presidente, Vicepresidente y Secretario de la Comunidad de Propietarios. Han comprado al precio de mi sobrino. Y quieren el jardín y la piscina en marcha. Amenazan con derramas, pagos y demandas.

Estos son los algunos de los riesgos de escriturar en una cooperativa incompleta…

Después de leer esto, seguro que quieres escriturar?

Desgraciadamente, esta historia no es fruto de mi imaginación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: